7 may. 2011

Les Quatre lleis de l'Espiritualitat

Una bona amiga que vaig conèixer a la Índia, Bea "la pallassa", m'ha enviat un correu amb les 4 Lleis de l'Espiritualuitat", és recomenable llegir-les i també recordar-les quan les coses pareix que vagen mal... i també quan vagen bé, per suposat, per a sentir-nos reconfortats!


----
En la India se enseñan las "Cuatro Leyes de la Espiritualidad"

La primera dice:

"La persona que llega es la persona correcta",
 es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice
:
"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido". Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice
:
"En cualquier momento que comience es el momento correcto". Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última
:
"Cuando algo termina, termina". Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

Vive Bien, Ama con todo tu Ser y se Inmensamente Feliz!



----


Bea "la pallassa", ha estat treballant a la Fundació Vicent Ferrer de València durant uns anys (no se exactament quants), l'estiu passat varem compartir la meitat del nostre viatge a la Índia, i ella després va tornar a la fundació per a ser voluntària-clown, una experiència que estic segura va ser inoblidable. 


Per a ser feliç cal fer feliç a la gent. Ser clown en un lloc on els xiquets no saben el que és un nas de pallasso és impressionant. Vore com les seues boques permaneixen obertes fins que esclaten a riure, és una de les millors experiències que pot viure l'èsser humà. A continuació vos adjunte un video on apareix Bea (la més alta amb dos orelles de pel roig) i una foto amb el meu equip de clowns a República Dominicana. I ja sabeu, s i tenit l'oportunitat de fer riure, no ho dubteu, sereu més feliços i fareu més feliç a la gent.






foto hein-rich.com
Publicar un comentario